close

La apuesta es a lo geométrico combinado con lo descontracturado. A lo que se puede sumar un mix de colores. Roberto Bernst propone un viaje por cuatro ejemplos que van desde un garzón contemporáneo hasta largos rebeldes y vanguardistas, pasando por intermedios clásicos y modernizados.

Los cortes geométricos vinieron para quedarse. Proponen cabellos con figuras angulosas que coquetean con la precisión de líneas verticales, horizontales, diagonales o perpendiculares que otorgan profundidad y variaciones en un mismo trabajo. “La tendencia es incursionar por las formas y texturas sin ponerse límites a la creatividad”, explica Roberto Bernst

Por medio de esta moda el estilista suele incorporar a su cotidia-neidad técnicas matemáticas de los diferentes ángulos. Es más, llega a tomarlas como el ABC de sus navajas y tijeras. Bernst afirma que los cortes trasladan los formatos geométricos a la cabeza del cliente y explica que se pueden simplificar en cuatro:

Cuadrado (carré aparentemente entero).
Ovalado (mechas de menor a mayor hasta conformar un pico).
Triángulo (cúspide larga y zona baja más corta).
Redondo (corte de 90° en correlación con la cabeza).

Cada ángulo constituye un formato solido sobre el cual se debe diseñar.

Clásicos renovados. Los cortes geométricos revivieron el estilo Garzón de los años 20´ y 60´. La atracción por su corto triangular con asimetrías y desconexiones no pierde fuerza. Todo lo contrario. Se ha intensificado. Además, se le incorporaron contrastes de colores que van de oscuros o claros, conformados por tonos cálidos y fríos, a los arriesgados fosforescentes.

Sin bien la vedette que más se replica en los salones es el cabello corto, la opción de intermedios en distinas medidas presenta interesantes opciones cuadradas. Estas últimas se mezclan con los ovalados y construyen alternativas revividas que se adaptan a los perfiles más conservadores. Por último, los largos proponen desigualdades que se resaltan con puntas vivas o combinación de colores.

Decime tu largo, te diré tu corte . Los cortes basados en ángulos plantean múltiples diseños que pueden adaptarse a las diferentes estructuras de los cabellos. De esta manera crean una forma particular e innovadora. Bernst muestra dos estilos para cada tipo de largo y da algunos tips a tener en cuenta en el momento de ofrecer un corte a una cliente.

tecnicas-4-en-1

GARZÓN. El corte garzón es uno de los más populares en este invierno 2014. Presenta variantes interesantes a implementar. Su diseño requiere formas geométricas muy marcadas y cambios de planos con zonas altas más largas. Las diferencias entre ambos largos varían según el perfil de cliente. Bernst recomienda dos opciones:

1. Cortos en la nuca con largo de frontal que cae
La parte posterior es totalmente descontracturada y
la parte superior presenta asimetría. Son trabajos que demandan mucha artística y requieren contraste de color.

2. Formas geométricas muy marcadas.
Es triangular y está determinado mediante líneas diagonales en la parte posterior. Además, posee cambios de planos en la parte alta de la cabeza que se evidencian gracias a un contraste logrado por colores.

Por otro lado, Bernst explica que si la clienta posee una cara redonda y desea realizarse un corte corto se pueden mezclar colores oscuros en los contornos con zonas altas más claras para estilizar visualmente su rostro. En el caso que sea morocha, sugiere realizar un mix entre los chocolates, marrones o café y si es rubia sugiere que se realice en la gama de los cobres, arena y beige.

INTERMEDIO MODERNO. La opción intermedia es ideal para aquellas clientas que no quieren el pelo ni muy corto ni muy largo. Es decir, hasta los hombros. Sus opciones van de rectángulos, con cierto aire ovalado, a triángulos que trasladan los cabellos de adelante para atrás.

Los modelos más top de los intermedios son:

1. Corte triangular
Conforma un ángulo de 45° en la parte posterior con desconexión adelante. Presenta asimetrías en la parte de adelante e incluso algunas caen desde la cúspide. Esta variedad puede incorporar flequillo o no.

tecnicas-4-en-12
1. Desconectado
Este intermedio es ideal para aquellas mujeres que quieran romper con los pelos totalmente enteros y agregarle a la zona cuadrada algunos cortos que logran un mix entre el cuadrado y el ovalado otorgándole desconexión.

LARGO VANGUARDISTA. El cabello largo sigue siendo una tendencia instalada que permite experimentar diferentes formatos y colores. Bernst eligió dos modelos similares pero planteados de modo diferente: uno es vanguardista y osado y el otro es una opción de desgaste de puntas con un formato desconectado y asimétrico.

1. Vanguardia pura
Forma geométrica ovalada con desconexión por medio de las texturas. Posee una parte de adelante larga que hace base hasta el mentón y luego una asimetría. El color le otorga distinción y es una excelente propuesta la combinación del rubio con el color invernal rojo y sus gamas.

2. Extra largos
Un largo ovalado con 90° y longitudes de los hombros más largas. Posee una terminación en pico. Tiene puntas vivas y la tendencia para los cabellos extra largos es jugar con el color.

Color en cambios de plano. La exposición al sol y al aire, entre otros agentes externos repercuten en las zonas más desprotegidas del cabello. Esto hace que sea importante que reco-miende a su cliente la posibilidad de jugar con los mix de tonalidades para evitar los desgastados y colores barridos.

Los cortes con cambio de plano favorecen permiten poner un color más oscuro en la zona superior exterior y un color más frío en la zona interna. Cuando la zona maltratada se decolora, no queda desgastado sino que crea el efecto mix.

Lo dicho. Los cortes geométricos vinieron para quedarse.

Tags : tecnicas de peluqueria