close

El concepto Contouring surgió del maquillaje. Más precisamente de una técnica de make up que popularizó Kim Kardashian basada en resaltar las facciones más bellas para disimular aquellas menos favorecedoras. Ahora, este concepto saltó del maquillaje al pelo, es decir del Face Contouring al Hair Contouring convirtiéndose en una técnica que no sólo logra matices más claros como si hubiesen aparecido naturalmente por el sol, sino que distribuye mechas rubias para que actúen en ciertos puntos y destaquen el contorno del rostro.

Hair Contouring, una técnica que va más allá de las iluminaciones

Hair Contouring

Rostros redondos y cuadrados

Tanto para las caras redondas y las cuadradas, lo ideal es hacer mechas con tonos más oscuros en los laterales frontales y más claros en la zona alta. Esto es así porque la clave del Hair Contouring en este tipo de rostros se basa en aportar verticalidad.
Para alargar una cara redonda se debe aligerar la parte superior del cabello y los extremos utilizando una técnica a mano alzada. En las sombras de los lados de la cara se usa un tono más oscuro para añadir profundidad. La ligereza en la parte superior de la cabeza y el sombreado en los lados estilizarán el rostro y lo dejarán más contorneado. Un ejemplo es la modelo Chrissy Teigen.

Chrissy-Teigen

También existen tipo de rostros muy pronunciados. En estos casos se recomiendan mechas oscuras en la zona superior y dejar los interiores más claros. Es el caso de la modelo Miranda Kerr.

Un peinado perfecto hair contouring para una cara redonda puede constar de una melena larga, con cuerpo y con poco volumen, o bien, una coleta pulida alta. También se puede realizar una trenza extra larga a uno de los lados. Eso sí, nada de flequillos, ni cortes rectos.

Rostros diamante y alargados

En el rostro diamante los pómulos son más anchos que la frente y la mandíbula. En tanto, el rostro alargado se da cuando la cara es, aproximadamente, más de una vez y media más larga que ancha, con una amplia frente, pómulos y una línea pronunciada de la mandíbula.

La cara rectangular es un rostro que tiene características similares a la cara alargada, más larga que ancha, pero con una línea de la mandíbula angular más definida y una frente más amplia.

En estos casos, el hair contouring aporta horizontalidad mediante mechas más oscuras en la zona alta y frontal para conseguir el efecto barrido de mechas más claras desde las sienes hasta la mandíbula.

Para ampliar los rasgos faciales de la cara se mantendrán las raíces y la parte inferior más oscuras. De esta manera se crean sombras en la parte superior de la cabeza y alrededor de la línea de la mandíbula. El único punto importante es mantener alrededor de la cara tonos más claros para enmarcar el rostro y mechas que iluminen ligeramente la zona de las orejas con un estilo ombré para conseguir el efecto de que la cara alargada parezca más ovalada.

Sarah Jessica Parker tiene este tipo de rostro y su melena está trabajada para potenciar los tonos rubios en puntas y alrededor del rostro.

Rostros corazón o triangulares

Se da cuando la frente es ancha y la barbilla puntiaguda y más estrecha. La clave del hair contouring en rostros triangulares o corazón es conseguir la armonía. Con el fin de suavizar la forma de la barbilla sin ampliar la frente, se realizan mechas más oscuras en la parte superior de las áreas de la cabeza hasta la altura de las orejas. A partir de esta zona, se suavizan y se van aclarando los tonos conforme se va llegando a la mandíbula. La sección de alrededor de la cara también se enmarca en tonos claros para resaltar el rostro.

Tips Hair Contouring

  • Esta técnica va más allá de iluminar la melena con unas mechas californianas o con mechas babylights o tortoise.
  • La clave fundamental del éxito en el hair contouring es que entre el color de base y la coloración que se aplica no haya más de 4 tonos diferentes.
  • El hair contouring es una técnica de coloración que consiste en crear más o menos profundidad, volumen o materia en el cabello para dar una forma armónica al rostro.

Kim Kadarshian, contornea su melena mediante el uso de mechas o extensiones más claras en capas inferiores para iluminar la melena de medios a puntas. Por supuesto que esta técnica, como todas, es una herramienta creativa. Por lo que no hay dos hair contouring iguales. El resultado dependerá de cada persona, de la forma de su rostro, así como de la textura o el color natural de su cabello.

Cuatro tonos
Lo ideal es que entre el color de base y la coloración que se aplica no haya más de 4 tonos diferentes. Luego se puede
jugar con las tonalidades del cabello, por ejemplo, de la siguiente manera:

  • Mechas doradas que iluminan castaños y chocolates.
  • Mechas cobrizas como complemento a cualquier melena morena.
  • Mechas platinas que combinan a la perfección con cabellos rubios.
  • Mechas rojizas, ideales sobre melenas oscuras.

Claro que antes de elegir las tonalidades de las mechas a iluminar es importante determinar el tipo de rostro de la
clienta.

Suscripción Revista Impresa MODAlité

Tags : ContouringFace ContouringHair ContouringrostrosSarah Jessica Parker