close

Ganador de prestigiosos premios internacionales, Emiliano Vitale considera, sin embargo, que el mejor premio es haber conmovido a alguien con su creatividad. Con los pies en la tierra y sus tijeras volando en el cielo de la inspiración, no pierde de vista que la peluquería es una industria y que el profesional debe poner todo su talento al servicio del cliente. Aquí, esta apasionante entrevista exclusiva con el más reconocido peluquero de Australia.

Fundó hace más de 20 años lo que hoy es la marca registrada de la peluquería australiana: é-SALON. Fue una apuesta fuerte tras siete años de haber abierto su primer salón. Con toda esa experiencia y en la buena compañía de su padre Samuel, peluquero como él y un primo hermano, se instalaron en otro barrio de Sidney con el sueño de hacer de su marca, una de las sedes de la peluquería más creativa y comercial de su país. Un sueño que hoy es toda una realidad.

emiliano_1-2

Usted ha dicho que durante su carrera se ha sentido influenciado e inspirado por grandes referentes de la profesión. Entre ellos Errol Douglas y Tony Rizzo. Y también mencionó al italiano Angelo Seminara. ¿Qué le aporta esa mezcla de estilos a su forma de hacer peluquería?

emiliano_3

Me siento inspirado por muchos peluqueros británicos. Errol, Tony, aunque también Robert Lobetta, Jamie Brooks y el italiano Angelo por supuesto. Admiro a cada uno de ellos por diferentes razones. Ellos han contribuido mucho a la industria de la peluquería por su acercamiento a nuestro oficio y al mundo en que vivimos.

Más allá de mi agradecimiento a todos ellos, hoy mi mayor influencia es X-Presion, de España. Tuve la suerte de trabajar con ellos hace poco y debo decir que es un grupo hecho de abajo, desde la humildad pero con elegancia en su trabajo y en su creatividad. Lo que hacen es tan puro, tan honesto, es exactamente como son. Son simplemente increíbles.

Pero mi estilo personal es compartir y hacer lo que me gusta en este momento. Es lo que estoy viviendo hoy y me encanta. Y espero poder traducir todas estas sensaciones a las imágenes que creo. Roberto Lobetta me enseñó que en el proceso está lo más importante.

Pero hay algo que jamás quiero perder de vista y que creo que todo peluquero debe tener en cuenta…

¿Qué es?

Que, al menos en mi caso, lo que me encanta es cortar el pelo. Hacer estilo en el pelo. Yo siento que mi estilo consiste en transformar el rostro de mi clienta, en contar la historia de mi clienta a través de su estilo.

Olé, Emiliano

Al principio fueron las películas de Pedro Almodóvar. Esas historias estridentes que sólo en apariencia pueden pasar por un simple melodrama.

Luego, fue el contacto directo con uno de los grupos más creativos de este momento: X-Presion. Y a partir de allí, los nombres se suceden uno tras otro: Mikel Luzea, Felicitas, Víctor Alonso… todos ellos imprimieron en Emiliano la esencia misma de la peluquería española.

“Me encanta el espíritu y la energía de la cultura española y, en especial, la actitud ante la vida. Me encanta la libertad de espíritu que encontré en ese país”, dice hoy subyugado por la fuerza vital de esta nueva generación de peluqueros que no sabe de crisis y pone a España como uno de los referentes internacionales de la moda.

Revista MODAlité Colombia

LOS CERTÁMENES TE MANTIENEN VIVO

Los premios internacionales que ha ganado ya son innume-rables. ¿Influyen estos premios en el trabajo diario de la peluquería?

Es cierto, he ganado un par… Y pese a que pueda caer en un lugar común es absolutamente cierto que ganar un premio es una gran satisfacción para mí porque significa que mi colección fotográfica ha conmovido a alguien. Y ésa es una sensación muy agradable.

Por otra parte, yo siento que mis colecciones son un viaje personal que me permite descubrir ciertas partes de mí mismo. Algo que no lo podría descubrir de otra manera. Esto es lo esencial.

Luego, los premios nos influyen como peluqueros en nuestra faceta más comercial. Permiten que promocionemos nuestro negocio más que otra cosa. Porque, claro, no debemos olvidar que lo más importante es tener clientes y poder trabajar. Eso nos da la libertad de vivir una vida maravillosa y de soñar y alcanzar a las cosas que amamos.

¿Qué beneficios da al peluquero profesional competir en concursos?

Tanto los concursos como los espectáculos, seminarios o todo espacio que nos arranque de la rutina del salón y nos meta de lleno en la creatividad propia o la de otros, siempre nos va a beneficiar. Porque vamos a aprender, vamos a mejorar, vamos a mantener viva y ardiente la llama de la creatividad.

En mi caso, cada vez que presento un espectáculo o un taller o un seminario, muestro todo lo nuevo que tengo para mostrar pero aprendo más de las personas que aceptan mi convocatoria. Ellos son, en definitiva, también los que me inspiran.

Creo que cuando trabajamos de esta manera es como si creáramos un imán que nos hace emanar y recibir energía, pasión, ambición. Nos acerca a gente positiva que es feliz con lo que hace. Es cierto, hoy hay miles y miles de excelentes peluqueros en todo el mundo. Pero lo que yo sé es que lo que hago con mi cliente o como lo hago es único, ya sea sobre la tarima o para un certamen. Atrevernos a ser únicos es lo que nos hace exitosos.

¿Cómo prevé la creación de una colección comercial?

En el principio, siempre hay algo que me intriga. Puede ser un edificio, una película, una obra de arte. Esa primera idea es la semilla. Luego sigo buscando y recopilo material. Es como regar a esa semilla para buscar la flor que hay en ella.

Luego investigo lo que la inspiración inicial me dio y creo una cadena. Es decir, a partir de aquí genero muchos enlaces que se van conectando entre sí. Hay que imaginarse que cada una de mis colecciones tiene muchos links que dan una idea de lo que son, de lo que quieren expresar y de cuál es su razón en el mundo.

¿Cuál es la importancia de la fotografía en una colección?

Para mí, la fotografía es poderosa. Es lo que seduce al ojo y hace que sigas mirando el resultado de un trabajo. Hay un corte de pelo, sí y un color y unas formas y un diseño, pero la fotografía te permite viajar a todo eso y hacer que uno pueda experimentar toda la historia que se entrelaza entre todos esos elementos…

Por otro lado, es cierto que la fotografía permite contar una historia de una manera que otros medios no lo hacen. Pero hay que tener en cuenta el aporte de la impresión del movimiento que puede registrar el video. Creo que éste es el camino hacia el futuro y estoy deseando que llegue el momento de que cada colección sea una película.

¿Cómo surgen los nombres de sus colecciones? La anterior, incluso, utilizó una palabra española mientras que la última la denominó Cryptogram…

Surgen a partir de la historia que me animo a contar con ellas. La última colección es una historia de la conexión, de la forma, del equilibrio y de cómo se pueden utilizar las mismas curvas, la redondez de un corte de pelo en una imagen editorial. Sin embargo ese corte, esa forma es como si fuera parte de un rompecabezas, y es por eso que la he llamado de ese modo.

La colección anterior se llamó “Cautivar” porque quería que fuera una palabra en español y me encanta esta palabra y su significado. El punto de partida de esa colección fue la mujer Almodóvar que es intrigante, reservada y simple. El cine de Almodóvar me ha hipnotizado por la creatividad de su trabajo. También las mujeres que crea en sus filmes son muy sexys y por eso quería un nombre así para reflejar ese mundo de sensaciones que me despierta esa mujer.

¿Cómo ve hoy a la peluquería de Australia?

Nuestra peluquería es ambiciosa y trabajadora. Muchos de los peluqueros australianos tienen una gran habilidad. Esto se potencia con la formación académica que es de un nivel muy alto.

Por otro lado yo creo que somos afortunados al vivir lejos de los clásicos centros donde se produce la moda porque no nos marcan tanto esas tendencias y entonces aprendemos a mirar a todo el mundo y descubrir así un estilo propio y único.

En lo personal, me gusta esa distancia ya que me permite ejercer mi individualidad y explorar ideas nuevas que no tienen un trasfondo cultural tradicional.

Estar lejos de los grandes centros de decisión de la moda nos permite mucha neutralidad a la hora de crear.

emiliano_5

¿Qué buscan las mujeres australianas de hoy para su cabello?

Las mujeres australianas prefieren el pelo largo, pero están empezando a apreciar más la forma de peinados estructurados. Ellas, debido a que, por lo general, llevan un estilo de vida activo y al aire libre, siempre buscan un pelo fácil de manejar, de lavar y que pueda estar cuidado frente al desgaste propio del ambiente.

Hábleme de la relación que tiene con su padre, Samuel Vitale…

Mi padre ha sido y es uno de los peluqueros más influyentes de mi vida. Él tiene un ojo increíble para los detalles, es realmente magnifico en ese sentido. Es muy creativo y fuerte. Pero también, al mismo tiempo, somos muy diferentes en nuestro estilo e incluso en la manera de trabajar. Pero trabajar junto a él me abre muchas perspectivas. Él es un perfeccionista y su afán de explorar lo desconocido es lo que me inspira todos los días.

¿Qué consejo le daría a los profesionales que están comenzando su tarea?

Que desarrollen un sueño y, a la par, ejerzan una actitud de gratitud en todo momento. Tenemos que ser agradecidos con la industria ya que cada nueva generación que surge lo hace a partir del trabajo y los elementos producidos por nuestros antecesores.

Se debe investigar, averiguar acerca de los grandes peluqueros de hoy y buscar la forma de trabajar con ellos, desde la humildad.

Asistir a todos los cursos que se pueda y aprender, aprender, aprender… Hoy que tenemos Internet con YouTube o Facebook, por ejemplo, no hay razón para no tener la formación de un gran peluquero con toda la información que tenemos a nuestro alcance.

¿Qué es un peluquero para usted?

Un peluquero es un ser creativo pero que, al mismo tiempo, es un servidor del cliente. Y aunque lo parezca, esta afirmación no es exagerada si la pensamos desde el punto de vista de que cada cliente nos privilegia con su elección. Nos privilegia al confiarnos gran parte de lo que es su identidad y decide invertir parte de su dinero en nosotros. A todo eso tenemos que responder, es decir, ser responsables de que formamos parte de una industria, de una profesión que expresa nada menos que los cambios en la vida de las personas.

Tags : ColombiaEmiliano VitaleModalitePeluquero